30 diciembre 2005

POEMA EN TUS BRAZOS







POEMA EN TUS BRAZOS








Déjame enseñarte mi piel, lo que escondo detrás de los sueños,
la poesía que crece inacabada. Podría morir o podría ser agua…
Extenderse como el río, apaciguar esa sed que brota de tu silencio.
Déjame enseñarte, si pudiera, ser instante;
Verlo todo distinto, sin alejarte, abrazar esta metáfora,
atravesarte con mi alma, y con mis manos acariciarte
poco a poco, abarcando todo ese infinito.
Déjame enseñarte la clave de todo lo que existe en mí,
de este escalofrío, de este viento que te apunta sin disparo,
ciudad sumergida cuando me sumerjo en tus ojos…
Déjame, déjame, déjame…
¡Déjame que continúe en tus brazos!