30 diciembre 2010

EXORDIO

*
 
 *
EXORDIO
*
Primero está la palabra AMOR,
y luego las restantes...
El aire que la roza,
quien le roba el calor y su silencio,
descifra su único sueño:
vivir desnuda y renacer entre los humanos.
Imagínate un beso lentamente,
su carne tibia,
un cuerpo al que abrazar,
bajo la noche que heredan los amantes;
sin muerte ni olvido posible.
Tal vez hoy, o en la raíz de un verso,
pero nunca con tormenta en su mirada.

*
Tal vez tu abrazo, aquí presente,
como si fuera la llave de la tierra,
la luz que transporta nuestros cuerpos sin materia,
al pájaro crisálida,
al habla del poema,
esquejes secretos del universo…
Tal vez tus labios, gota a gota,
sinónimos de ti,
antónimos de cualquier antonomasia,
el océano que pide su dulzura a gritos,
la luz al tacto de tus ojos…
Tal vez, como cuando yo te tengo,
fiebre contra mi pecho,
hombre cierto,
epíteto de la noche,
velero entre las luciérnagas celestes que se marchan.
Quien busca puerto en ti,
zaguán, tu delta, vigilia.
Nuestro segundo de lo cierto.
Tu manera de mirarme…
como recién amante y amada.
Sí, tú mujer; yo, en tu infinito recibimiento,
entre la desnudez del viento que nos llama...
*

 
VIENTO DEL SUR

Porque ahí, afuera,
el fuego eres tú,
nuestro abrazo invisible.
Pecho eres,
fermentada tu tierra.

Viento del Sur,
a ojos cerrados,
desnuda tu carne,
corazón que se abre,

corazón que te lleva.
¡A ti, viento y sombra!
Ola cuando te miro azul,
tu cuerpo que se transforma...
*
De tu cuerpo vengo,
azul mañana;
abrazo y fiebre,
caracola y ámbar.
Montaña arriba,
a tu cuerpo voy;
mi poema al viento,
camino y agua.

*
"A Nieves, mi compañera de camino, caminos, llanuras y montañas"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Poste très instructif. # Merci d'hôte de prendre le temps de partager votre point de vue avec nous.